¡Bienvenidos a la Tía Tunanta!

A tan solo 5 minutos de la Autovia de Castilla (A62), en la localidad zamorana de Vadillo de la Guareña, se encuentran los apartamentos turísticos de Roberto e Isabel, 2 emprendedores de la zona que han convertido su hogar en 3 preciosos apartamentos preparados para acoger a familias o grupos de amigos.

Ellos mismos se han encargado de decorar con mucho gusto cada uno de ellos y, en sus paredes puedes encontrar tanto cuadros realizados por Isabel como muebles y utensilios que ha rehabilitado Roberto. 

Se trata de un lugar especial, hecho con tiempo y con cariño, y donde se quiere que las personas que se alojen en él, se encuentren lo más cómodas posibles y disfruten de la estancia.

Por su ubicación, de camino entre Salamanca y Valladolid, se convierte en el destino ideal para disfrutar de la tranquilidad y para desconectar de la rutina del día a día, tanto para los que quieren quedarse en la casa como para aquellos que quieren realizar actividades por la zona.

Además de 2 acogedoras habitaciones, cada uno de los apartamentos disponen de baño completo, cocina y salón/comedor equipados con todo lo necesario para tener una estancia agradable y cómoda (horno, lavadora, microondas, TV, cafetera, tostadora, …)

También cuentan con un amplio comedor común (equipado con chimenea, Tv, nevera, lavavajillas y fregadero), y un espacioso jardín donde poder disfrutar de una barbacoa al aire libre.

Las capacidades de los apartamentos varían desde las 4 personas hasta un máximo de 7 y todos ellos cuentan con 1 habitación principal con cama grande, 1 habitación con camas individuales, cocina, baño y salón. Algunos de ellos también cuentan con un sofá cama y es posible solicitar una cuna (bajo disponibilidad)

Desde La Tía Tunanta se pueden realizar muchas y variadas actividades de ociovisita a bodegas, rutas a caballo, avistamiento de aves, campo de golf, pesca, senderismo y cicloturismo, rutas gastronómicas, etcétera.

A tan solo unos minutos también se encuentran las piscinas de Fuentelapeña, que ofrecen sus instalaciones a precios muy económicos y que son una muy buena alternativa para los calurosos días del verano.

Su localización permite visitar fácilmente localidades de gran interés turístico como Toro (37 Km), Tordesillas (43 Km), Salamanca (49Km) o Zamora (54Km).  

En resumen, es una elección perfecta para parejas, familias con niños o grupos de amigos, que quieran descansar unos días en un entorno natural y lleno de posibilidades de ocio en cualquier momento del año.

No lo pienses más y ¡visítanos! Te estamos esperando.

El Molino

Este apartamento se encuentra en la parte baja de la Tía Tunanta y por sus características es la mejor opción para una familia. El apartamento, decorado con un estilo rustico con muebles de madera, tiene 2 habitaciones independientes, cocina totalmente equipada, un espacioso salón comedor y un baño con amplia ducha y secador de pelo.

desde 20€ / persona y noche

El Picón

El Picón se localiza en la primera planta de la casa y es una buena opción para familias mas amplias y pequeños grupos de amigos. Isabel y Roberto se han encargado de decorar sus paredes con cuadros y diferentes objetos restaurados. Cuenta con 2 habitaciones independientes, cocina totalmente equipada, un espacioso salón comedor con un sofá cama y un baño con amplia ducha y secador de pelo.

desde 20€ / persona y noche

La Pesquera

Con este apartamento, Isabel y Roberto, han querido ofrecer a sus huéspedes un alojamiento diferente, especial y la chimenea que existe en el comedor y la ducha de hidromasaje contribuyen a ello. Se encuentra en la primera planta y es la mejor opción, por sus características, para grupos o familias de hasta 7 personas. Cuenta con 2 habitaciones independientes, cocina totalmente equipada, un espacioso salón comedor con chimenea y sofá cama, y un baño con ducha de hidromasaje y secador de pelo.

desde 20€ / persona y noche

¿Qué hacer?

Ofrecemos de manera gratuita bicicletas para realizar excursiones por la zona (la visita al antiguo molino es visita casi obligada) y en la casa disponemos de un futbolín, del juego de la rana y de otros juegos que harán las delicias de grandes y pequeños.

En Vadillo puedes encontrar bar, restaurante y tienda, además de farmacia, para que, si lo deseas, no tengas que desplazarte.

También desde nuestros apartamentos turísticos, se pueden realizar múltiples y variadas actividades de ocio de una manera cómoda:

  • Enoturismo: visitas a bodegas y catas en alguna de las muchas bodegas que hay en Toro, cuna de la D.O del mismo nombre.

En el mismo Vadillo de la Guareña se puede visitar la bodega Dehesa de la Granja del grupo Pesquera, que ofrece visitas guiadas y catas. O conocer la bodega privada de la familia de Roberto e Isabel y disfrutar de su vino hecho de una manera totalmente artesanal.

  • Piscina al aire libre (Fuentelapeña – 4 Km.)
  • Avistamiento de aves (Castronuño – 23 Km)
  • Rutas a caballo (Tordesillas – 43 Km)
  • Paseos en calesa (Fuentesauco – 14 Km)
  • Golf (Campo de Golf El Maderal – 32 Km)
  • Pesca (Castronuño – 23 Km)
  • Playas fluviales (Castronuño- 23 Km)
  • Zoológico (Fresno El Viejo- 28 Km)
  • Circuito de karts y motocross (Villaverde de Medina – 30Km)
  • Complejo acuatico (Castronuño – 23 Km)
  • Paintball (Toro – 37 Km)
  • Piraguismo y kayac (Zamora – 54 Km)

¿Qué visitar?

En Vadillo de la Guareña, se puede visitar la iglesia de San Miguel Arcángel con su torre románica y su retablo del S.XVII, la Ermita del Santo Cristo del Humilladero y restos de un puente romano y de la ermita medieval de Montserrat. También se puede conocer uno de los últimos molinos de agua movidos por animales que hay en la región. Por la ubicación privilegiada que tiene La Tía Tunanta, se pueden conocer cómodamente diferentes lugares de alto interés turístico:

  • Toro (37km), cuna de la D.O del conocido vino tinto. También, podremos conocer la bonita Colegiata románica de Santa María la Mayor, visitar el Álcazar del S.X o disfrutar del Paseo del Espolón con su mirador al valle del río Duero.
  • Tordesillas (43Km), donde podremos visitar el Real Monasterio de las Claras y la Casa del Tratado, donde España y Portugal se repartieron el mundo en 1494. También es recomendable visitar el Museo del Tratado o el de Arte Sacro.
  • Reserva natural Ribera de Castronuño (24km), de visita obligada para los amantes de la naturaleza y las aves. Las riberas de Castronuño constituyen un emblemático ecosistema que destaca por su importancia para la nidificación y como zona de invernada de muchas y variadas aves acuáticas.
  • Salamanca (49 Km), mundialmente famosa por su riqueza monumental. Pasear por la Plaza Mayor, descubrir la fachada de la Universidad o la Casa de las Conchas, admirar la belleza de sus catedrales (la Nueva y la Vieja) o recorrer su precioso puente romano con vista a la catedral es solo el comienzo de una experiencia que se puede completar con su rica gastronomía donde los bares de pinchos son de visita obligada.
  • Zamora (54Km), donde podemos descubrir algunas de las iglesias románicas mejor conservadas del mundo, admirar su Catedral o andar por el interior de su Castillo rehabilitado y pasear a orillas del majestuoso rio Duero. Pocas cosas más necesitaremos para tener una experiencia inolvidable. Bueno, sí. Descubrir los Tiberios o saborear los “uno que si” o los “uno que no” que ofrecen en alguno de sus bares.